Follow by Email

jueves, 1 de septiembre de 2011

Japón y sus proyectos de renovación.

Hace unos días, se aprobó en la Cámara Alta de Japón una ley que exigirá la compra de electricidad generada por energía solar, eólica, biomasa, geotermica y en menor medida de centrales hidroeléctricas en un plazo máximo de 20 años. El Gobierno declaró que pretende aumentar la capacidad de los 5 tipos de energía por encima de los 30 000 megavatios en aproximadamente una década. 
Tomando nota de esto, la universidad de Universidad Kyushu, se ha puesto en marcha en el desarrollo de nuevos dispositivos, y han conseguido diseñar una nueva turbina que multiplica por tres la potencia que se obtiene del viento, con respecto a sus anteriores modelos.
Diseño de las "Lentes de viento"
El principio de funcionamiento, se basa en que el aire tiende a fluir desde zonas de alta presión a zonas de baja presiones. (Un ejemplo sería la conexión de dos globos, uno mas hinchado que otro. Ambos tenderían a igualar presiones y ocupar un mismo volumen.) El diseño lleva el nombre de "Lentes de viento" ya que, como una lente, focalizan en un punto la fuerza del viento. De esta forma, las aspas se rodean por un anillo, el cual hace que, el aire que llega por detrás, lo rodee, creando una zona de baja presión delante de la turbina. Así, habiendo una diferencia de presiones entre la parte delantera y trasera, por propia física, el aire que permanece detrás tenderá a fluir a gran velocidad hacia delante para intentar igualar las presiones. Como consecuencia, obtenemos una mayor generación de energía que si no tuviesemos ese anillo dispuesto alrededor de las aspas.
En el vídeo que dejo abajo se pueden ver diferentes diseños y futuros planes para incorporar estos aerogeneradores, en plataformas hexagonales en medio del mar.
Parece pues que de los errores se aprenden, y que Japón, un país cuya energía era principalmente de origen nuclear, se ha visto obligado a tomar cartas en el asunto, y comenzar a invertir fuertemente en tecnologías para poder dejar atrás, pasajes como el que vivieron con la catástrofe de Fukushima.


                                      


No hay comentarios:

Publicar un comentario